Fiestas y tradiciones

Las Carretillas (16 de enero en honor de San Antón)

Siendo San Antonio Abad (patrono de los animales y del fuego) uno de los dos patronos que venera la Villa, Cantoria pertenece a ese grupo privilegiado de localidades donde la Navidad se alarga hasta bien entrado el mes de enero tal y como reza el dicho popular “Hasta San Antón Pascuas son”. Es tradicional celebrar su onomástica el 17 de enero bendiciendo a los animales, pero los cantorianos, quizás por su pasado musulmán, eligieron el fuego y la pólvora para festejarlo.

Es así como desde tiempos inmemoriales, Cantoria venera a San Antón con Las Carretillas, una de las fiestas más arraigadas de la Villa, que tiene lugar en la víspera del Día de San Antón, esto es, el 16 de enero. Para más señas, Las Carretillas son una especie de canutos de cartón (antiguamente eran de caña) que se rellenan de un compuesto de pólvora y limadura de hierro que al prenderse deben cumplir tres premisas básicas: no explotar, ni elevarse, sino moverse zigzagueante a ras de suelo. Ese es el espectáculo que proporciona una buena carretilla.

Hace algunas décadas, las carretillas se traían de la localidad Suflí, pero se fue forjando otra de las tradiciones de esta fiesta que es la de fabricarlas de una manera artesanal por las peñas de carretilleros.

El resultado de este trabajo, que lleva meses, se muestra durante la Noche de las Pruebas, la velada que precede a la noche grande de Las Carretillas y donde se elige al Mejor carretillero del año.

Llegado el gran día, víspera de San Antón, y ultimando los vecinos el montaje de las telas metálicas que protegerán las fachadas de sus casas, la fiesta de Las Carretillas arranca con una misa y la famosa Procesión del Carretillero, en la que San Antón, acompañado de su inseparable San Cayetano, es paseado y “bailado” por los carretilleros al grito de “Vivan los Santos”. Durante este recorrido, los carretilleros ya van ataviados como carretilleros, esto es, cubiertos con ropas gruesas, botas altas y cascos para protegerse de una larga noche que pasarán tirando carretillas (las primeras siempre son para los Santos) y visitando las casas de sus vecinos cargados con sus talines (caja de madera donde se guardan las carretillas).

Es tradicional montar hogueras en las calles y que en las casas se sirva a los carretilleros embutidos de la tierra regados con un buen vino del país. Al día siguiente, Día de San Antón, es festivo en Cantoria y se celebra con una misa y la Procesión del Santo Patrón. También se celebran distintas actividades culturales una gran verbena en la Caseta Municipal.

Carnaval (último sábado de febrero)

En los últimos años, los Carnavales están recuperando parte de la popularidad de la que gozaba entre los cantorianos hace algunas décadas cuando los vecinos se preparaban para la Cuaresma saliendo a la calle con máscaras y cantando chirigotas irónicas para “criticar” de forma más o menos sutil a alguno de sus vecinos, que solía acogerlas de buen agrado.

En la actualidad, se celebra un pasacalles por el pueblo en el que puede participar todo el que se ponga un disfraz. También es muy habitual que se formen peñas, que se visten de una temática determinada, y representan chirigotas y comparsas durante el desfile.

Semana Santa

Cantoria, Villa de una gran tradición religiosa, también vive con sentimiento la Semana Santa. Durante estos días de Pasión, las calles de la localidad se visten de azul, negro y morado al paso de las tres cofradías que existen en el municipio: la Cofradía de la Virgen de los Dolores, la Cofradía del Padre Jesús y la Cofradía del Santo Entierro. Las tres se formaron entre los años 1989 y 1990 por iniciativa de varios grupos de vecinos que deseaban salvaguardar las tres imágenes de gran belleza que poseía la Iglesia de Cantoria. Fue así como entorno a cada una de ellas fueron constituyéndose los hermanos cofrades.

Así, uno de los objetivos por lo que se fundó la Cofradía del Padre Jesús Nazareno (morado y amarillo) fue el de restaurar la imagen del Padre Jesús, que estaba en muy mal estado. La imagen data de la época de posguerra, aunque se desconoce quien es el autor. En 2005, la Cofradía adquirió la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza al imaginero Enrique Ruiz Flores de Córdoba. Esta Cofradía procesiona el Jueves Santo.

Por su parte, la Cofradía de la Virgen de los Dolores (azul y blanco) se creó entorno a la Virgen del mismo nombre, que fue comprada antes de la Guerra Civil por la vecina Margarita Cerrillo, quien la donó a la Iglesia junto con uno de sus mantos. Su espectacular manto negro, que data de la década de los 30, ha sido una de las cosas que se han restaurado recientemente. En 1995, los cofrades compraron la imagen del Cristo de la Salud y el Perdón en el taller Santa Rufina de Madrid. La procesión de esta Cofradía se celebra el Jueves Santo.

Por último, la Cofradía del Santo Entierro (negro y blanco), fue fundada en primera instancia a principios de los años 60, pero dejó de procesionar. Transcurridos los años, la Cofradía reaparece por iniciativa de varias jóvenes que, al conservar las túnicas de sus padres, decidieron volver a sacar en procesión al Santo Entierro, elaborado por el maestro artesano Juan Tijeras. En el año 1997, la Cofradía adquirió la talla de la Virgen de la Amargura en los talleres Orfebres Orión. El Viernes Santo es el día de procesión de esta Cofradía.

Las Meriendas

Y siguiendo con la Semana Santa, los cantorianos, como muchos vecinos de otras localidades del Valle del Almanzora, conmemoran el Domingo de Resurrección con el Día de Las Meriendas.

La festividad consiste en pasar el día en el campo o en algún cortijo con familiares y amigos. Este día es muy popular comer los hornazos, una especie de bollo de pan de aceite con un huevo cocido en el centro.

Fiesta de la Virgen del Carmen (16 de julio)

Las Fiestas de la Virgen del Carmen es otro de los festejos que Cantoria ha sabido recuperar tras años de olvido. De hecho, la procesión de la Virgen del Carmen, que llevaba años sin salir por las calles de Cantoria, hace unos pocos años que se ha recuperado con la restitución de su Cofradía y la declaración del día 16 de julio como festivo por el Pleno municipal.

La devoción a la Virgen del Carmen, patrona de la localidad, siempre ha estado muy arraigada entre los cantorianos y lo demuestran hechos como la antigüedad que tiene su Cofradía, que fue fundada en 1875. Tras la Guerra Civil se vuelve a reorganizar esta hermandad bajo la dirección del párroco don Luis Papis y en junio de 1940 se compró la imagen de la Virgen del Carmen a un escultor de Valencia, José Gerique, la misma que hoy preside el altar mayor de la Iglesia.

En la actualidad, el Día de la Virgen del Carmen se conmemora con una solemne misa y una procesión. Tas ellas, se celebra una verbena, así como otras actividades culturales.

Fiestas de San Cayetano (7 de agosto)

Cantoria también tiene sus fiestas de verano. Se trata de varios días de festejos ( de tres a cuatro) que giran entorno a la festividad de uno de sus patronos, San Cayetano, cuya onomástica se celebra el 7 de agosto, y que se ha convertido con los años en el punto de encuentro de muchos cantorianos que viven lejos de la Villa.

Las fiestas de San Cayetano conservan la esencia de las verbenas populares de música y de bailes hasta el amanecer y también el fervor a sus Santos (no hay que olvidar que como San Cayetano acompaña a San Antón en su día, San Antón también está presente en las fiestas de San Cayetano). En sus comienzos, las Fiestas se celebraban en la Ermita, pero la constante afluencia de público, que también llega de otras localidades vecinas, hizo que se llevara a la plaza allá por el año 1949. Este emplazamiento volvió a cambiar hace unos pocos años aprovechando la recuperación de la zona de la Estación.

En cuanto a su organización, es una comisión de fiestas la que se encarga de recaudar dinero a lo largo del año para preparar su programa, en el que no faltan las orquestas, los bailes populares ni las actividades deportivas y culturales.

Feria de Noviembre

Durante el fin de semana más próximo al 20 de noviembre Cantoria celebra su Feria. Se trata de un par de días de festejos, con barras de ricos platos típicos servidos por las distintas cofradías en la Caseta Municipal, que vienen a conmemorar la que tradicionalmente era la feria de ganado de Cantoria, que tenía una duración de ocho a diez días.

Por estas fechas, la Villa se llenaba de marchantes que se dedicaban a la compraventa de animales y que provenían de localidades cercanas como Albox, Villaricos, Vera, Antas, e incluso de otras provincias como Murcia, Alicante, Castellón, Valencia, etcétera. Al ser la última feria de bestias del año de todo el Valle del Almanzora, gozaba de una gran afluencia.

Hoy día ya no se celebra este comercio de ganado, pero sí verbenas populares y actividades deportivas como la Concentración de Motos Comarca del Mármol.

Otras fiestas del término municipal

  • Almanzora cuenta con dos grandes celebraciones, la del Día de San Ildefonso el 23 de enero, y la de La Asunción de la Virgen, el 15 de agosto.
  • La Hoya celebra sus fiestas el domingo siguiente a la celebración de la Asunción de la Virgen el 15 de agosto.
  • Los vecinos de Los Pardos tienen de dos a tres días de fiesta para celebrar la onomástica de San Miguel el 29 de septiembre. El 4 de octubre, Día de San Francisco, vuelve a sacar los farolillos.
  • Las fiestas de Los Terreros son el 29 de junio con la celebración de San Pedro.
  • Arroyo Albanchez celebrar la festividad de la Virgen del Rosario el 7 de octubre.

Volver Arriba