El mármol, tradición artesana

obelisco de marmol

Cantoria cuenta con una larga tradición artesana escrita a base de martillo y cincel. Fue quizás su proximidad a las canteras de Macael lo que motivó que los cantorianos, como muchos habitantes de las localidades de Fines, Olula del Río, Purchena y Líjar, se dedicaran pronto a la elaboración del mármol, convirtiéndolo en su principal modo de vida.

De esta manera, fueron surgiendo en la localidad pequeños talleres, casi familiares, que empezaron a trabajar la piedra entre el cultivo de cítricos y olivos, su principal actividad económica hasta la posguerra. Se trataba, pues, de pequeñas industrias dedicadas eminentemente a la fabricación de arte funerario y poco capacitadas para atender demandas de cierta entidad. Sin embargo, Cantoria, como el resto de localidades que conforman la Comarca del Mármol, ha sabido adaptarse a los tiempos.

No en vano, esta área constituye la zona más importante de extracción y transformación de mármol de Andalucía y la primera de España en cuento a calidad y reservas. En la actualidad, la Comarca aglutina a más de 300 empresas del sector y da trabajo a más de 4.800 personas.

La reestructuración industrial, llevada a cabo durante la segunda mitad de los años 80 y los primeros años de la década de los 90, ha hecho posible que en la actualidad existan en la Comarca, en general, y en Cantoria, en particular, fábricas punteras capaces de competir con sus productos en todos los mercados, tanto nacionales como internacionales.

¿Sus bazas? La apuesta por la tecnología avanzada, la originalidad y calidad de sus diseños y los conocimientos artesanos que han ido pasado de generación en generación. Además, las nuevas generaciones de marmolistas han sabido ampliar la variedad y los colores de la materia prima que trabajan abriendo sus puertas al mármol y piedra natural que proviene de todas las partes del mundo.

Ver vídeo de minas de mármol

marmolcantera


Volver Arriba